PRODUCCIONES

ANDALUCÍA

 

 

 

 

 

 

 

 

El cáliz se levanta en la iglesia de Jaén 

y nadie saborea el vino pasmado 

frente a los barriles de una madera seca, 

el tiempo.  La cueva del silencio

SUDACA

 

Estos relatos integran: Violencia, racismo, xenofobia, que es una segunda parte del libro: "Cartas a un amigo en Israel" de Carlos Liendro

Solo recuerdo que me desperté con un sabor raro en la boca. Alguno de los que estaban conmigo detenidos me decían que había pateado e insultado a una mujer. Fue en Barcelona, ahora no me acuerdo entre que estaciones.

El PÁJARO ME ESTABA COMIENDO LAS ENTRAÑAS

(Basado en el relato de una entrevista a José Donoso, escritor chileno, sobre su libro EL OBSENO PÁJARO DE LA NOCHE)

por Carlos Liendro

El pájaro me estaba comiendo las entrañas. Dejé a mi mujer y a mi hija en las Baleares y me fui a Princenton. Hace poco habíamos llegado de México. Ella me había dicho que aunque quemara las hojas de ese manuscrito todo seguiría por dentro.

GEOGRAFIA DE UNA NINFA

"Geografía de una ninfa" fue publicada este año (2014) en Contemporary Literary Horizon, revista de literatura dirigida por Daniel Dragomirescu y traducida al rumano "Geografia Unei Nimfe" por Violeta Florentina Baroana de la Universidad de Budapest.

Por Alejandra Mendé

Había terminado satisfactoriamente el dibujo de la oruga. Una especie llamativa, El Macaón. Fue fácil reconocer cada uno de sus anillos de pintas naranjas, negros y azulinos, tirar las primeras líneas y colorearla. Finalizado el dibujo  llené el fondo de la hoja con palabras. Grafismos que se columpiaban entre conceptos biológicos y literarios. Los primeros correspondientes a la especie y los segundos arrancados de una clasificación descriptiva.  Así, escribí: “en la vida, la importancia de los inicios, se refleja en el despliegue de esa vida y sus lazos”; la frase quedó escondida entre las características del género ornitóptero y el colorido esquema del cuerpo anillado y regordete.

DOS INSISTENCIAS, UN ENCUENTRO

Hace algunos años leí y me obsesionó el famoso texto en el que Heidegger toma un poema de Hölderlin y reflexiona sobre la frase “poéticamente el hombre habita...” Heidegger indica allí que cuando el hombre y la mujer del campo trabajan la tierra, llega un momento en que levantan la mirada hasta el cielo, el cielo es nombrado por el filosofo en toda su extensión, inclusive religiosa. Dice que entonces, los labradores se dan cuenta, de esa distancia inconmensurable, de esa distancia que es una dimensión inabordable ... y agrega que para medirla, lo único que cuenta es hacer ademanes. Los ademanes en el vacío que tratan de medir la dimensión, son los ademanes de la poesía. Por eso “poéticamente el hombre habita la tierra.”

Esta reflexión me hizo pensar en una experiencia personal frente a la muerte de mi padre, a los siete años. Me dijeron que estaba en el cielo y esa distancia me produjo una sensación inconmensurable. Entre el cielo y yo, la distancia... el ademán: la poesía.

Articulos Relacionados