ESCRITURA

CLASE XIX. CINCO EJERCICIOS DE ESTÍMULO A LA CREATIVIDAD.

ALE MENDÉ

Pensar las formas poéticas de la narración, nos ayuda a encontrar formas de estímulo a la creatividad.

Sugerencia 1: ¿Qué es narrar?

Al escuchar las respuestas de los participantes del taller, debemos valorizar y hacer incapié en aquellas respuestas que nos permitan señalar que el campo narrativo es más amplio que el estrictamente literario. Es importante apuntar a que se tome en cuenta la narración en toda su extensión. Tomar en cuenta que la narración está presente en todos los espacios narrativos (cine, pintura, realidad, etc.). Considerar narración como: secuencia de hechos, articulados a una intriga que produce un sentido original.

Ejercicio 1: En primer lugar se lee una poesía que contenga imagenes fuertes, a fin de estimular la sensibilidad de los participantes. Contar películas (narrativa oral)Actuar ideas con mímica (discurso corporal) Armar historias gráficas (lectura gráfica). Escuchar una melodía sin letra, cerrar los ojos e imaginar una historia.

Notación: Se le pide a cada participante que realice el registro de los momentos más significativos del los ejercicios, con la consigna de buscar imagenes contradictorias inventadas o vividas dentro del contexto de la ejercitación.

Posteriormente se lee la notación de cada uno y se discute en función de la fuerza de cada imagen ya sea esta verbal, visual, auditiva etc. En este primer ejercicio se introduce a los participantes del taller en el mundo de la escritura expresiva, de los lenguajes y la imaginación, de la invención y de las formas de estimulo a la creatividad.

Ejercicio 2: ¿Cuándo la narrativa es poética?

Siguiendo la tónica de la recuperación de las respuestas de los participantes, tratamos de romper con la idea de poesía como escritura en verso. Habilitar la experiencia de la mirada poética: ángulos de visión, cambios de sentido, descontextualización, atemporalidad, etc. Instalar la creatividad como algo que nace allí dónde de eso no hay.

Practicaos movimientos de descripción del contexto en el que se encuentran desde diferentes lugares(arrinconado, desde abajo en el piso, subiendo a una silla, escondido tras una cortina, viendo desde la puerta dos ámbitos: el de afuera y el de adentro, etc.) para escribir desde diferentes posiciones subjetivas: encierro, alegría etc. (en este caso se puede apelar a la música. Sinfonías clásicas u otras que no tengan letra) .

Realizar juegos dramáticos grupales que se inscriban en determinado contexto. (por ejemplo: no queda nadie en el mundo, por algún motivo no hay más personas en el planeta, salvo nosotros. Cada uno elige un rol y piensa como va a seguir su vida y la del grupo. Estos juegos tienen como objetivo que cada participante, de acuerdo a su posición pueda pensar posteriormente en la función del narrador: cuentan la historia desde fuera, pero es o ha sido parte de la historia del relato (narrador homodiegético / homo: mismo y diégesis: historia) ; o bien, si narran la historia totalmente desde afuera, son las narraciones que por lo común están escritas en tercera persona.

Notación: Luego del juego dramático, cada participante anota en su cuaderno, todo aquello que para sí, sea interesante de registrar con respecto a su posición frente a la escena, para la escritura de un futuro relato. Personajes dramatizados, actitudes de los otros, escenas, fantasías, frases, etc.

Ejercicio 3: ¿La narrativa juego y oficio?

Dividirse en grupos de a dos o tres participantes para realizar un escrito que describa (a la manera de un relato) los juegos dramáticos en los que participaron, haciendo hincapié en consignar que el relato, no debe contener sentimientos personales, ni nombres ni situaciones, fuera de los vividos en el juego, pero que sí, debe expresar imagenes visuales, auditivas, olfativas, espaciales y de movimiento. Se consigna realizar y observar cómo se juega la distancia del escritor con respecto al texto.

Objetivo: este ejercicio tiene como fin que los participantes, realicen una acción narrativa; es decir que puedan establecer una cadena coherente de acontecimientos que - al haber sido vividos en lo inmediato- le permitan trabajar e identificar las leyes narrativas de sucesividad y consecuencia. Asi también es esperable que puedan tomar en cuenta el modelo actancial, tema que promovemos cuandodamos la consigna de un escrito a realizarse por dos o tres personas,ya que esto impulsa la discusión previa siendo imposible de realizar sin acordar una estructura mínima de la historia .La discusión posterior entre autores y lectores (los otros participantes y el coordinador) pone de manifiesto la distancia entre cómo fue pensada la estructura y cómo quedó finalmente.

Ejercicio 4 : ¿Qué hago cuando narro?

Mantener los grupos de la clase anterior y proponer un escrito que cuente cómo se llegó la forma de la narración del grupo. Cómo se organizo, por qué, cuáles fueron sus preferencias al decidir la forma de narrar, por qué ese nudo, por qué ese final. Cómo interpretar, cuáles son las diferencias entre el juegovivido y el escrito.

Objetivo: icluir el análisis crítico de la estructura y la forma, o sea, dar cuenta del relato, poner en escena ya no la narración sino la escritura de la narración, sus leyes y dificultades, el orden estético, etc. También aprovechar para incluir en el vocabulario de los participantes aquellos conceptos que son propios de la literatura, sugiero al coordinador que utilice conceptos que son propios de los estudios literarios, términos que pueden hallarse en cualquier diccionario de términos literarios.

Para el propósito del análisis crítico, es importante que los participantes cuenten con algún material crítico. Aquí acerco algunos fragmentos de lectura previa al ejercicio.

Paul Ricour- Narratividad.(pág.191) "Se plantea, entonces, el problema de identificar la característica más importante del acto de hacer-relato. Sigo también a Aristóteles para designar la clase de composición verbal que convierte un texto en relato. Aristóteles designa esta composición verbal con el término mˆythos, término que se ha traducido por «fábula» o por « rama»: «llamo aquí mythos a la composición (s´ynthesis o, en otros contextos, s´ystasis) de los hechos» (1450 a 5 y 15). Más que una estructura,en el sentido estático de la palabra, Aristóteles usa este término para designar una operación (como indicala terminación -sis de poíesis, s´ynthesis o s´ystasis),a saber, la estructuración que requiere que hablemos de «elaboración de la trama» antes que de trama. La elaboración de la trama consiste, principalmente, en la selección y en la disposición de los acontecimientos y de las acciones narradas, que hacen de la fábula una historia «completa y entera» (1450 b25), que consta de principio, medio y fin. Con esto queremos decir que ninguna acción es un principio más que en una historia que ella misma inaugura;que ninguna acción es tampoco un medio más que si provoca en la historia narrada un cambio de suerte, un «nudo» a deshacer, una «peripecia» sorprendente,una sucesión de incidentes «lamentables» u «horrorosos»; por último,ninguna acción, considerada en sí misma, es un fin, sino en la medida en que, en la historia narrada, concluye el curso de una acción, deshace un nudo,compensa la peripecia mediante el reconocimiento, sella el destino del héroe mediante un último acontecimiento que aclara toda la acción y produce, en el oyente, la kátharsis de la compasión y del terror"

Roland Barthes- Introducción al análisis general de los relatos.(pág.9) "..al dar cuenta inmediatamente de lo que es esencial en todo sistema de sentido, a saber, su organización, permite a la vez enunciar cómo un relato no es una simple suma de proposiciones y clasificar la masa enorme de elementos que entran en la composición de un relato. Este concepto es el de nivel de descripción. «Las descripciones lingüísticas nunca son monovalentes. Una descripción no es exacta o falsa, sino que es mejor o peor, más o menos útil».

Theodor W. Adorno - Teoría estética (1969) (pág.1 )"Ha llegado a ser evidente que nada referente al arte es evidente: ni enél mismo, ni en su relación con la totalidad, ni siquiera en su derecho a la existencia. El arte todo se ha hecho posible, se ha franqueado la puerta a la infinitud y la reflexión tiene que enfrentarse con ello. Pero esta infinitud abierta no ha podido compensar todo lo que se ha perdido en concebir el arte como tarea irreflexiva o aproblemática. La ampliación de su horizonte ha sido en muchos aspectos una autentica disminución. Los movimientos artísticos de 1910 se adentraron audazmente por el mar de lo que nunca se había sospechado, pero este mar no les proporcionó la prometida felicidad a su aventura. El proceso desencadenado entonces acabó por devorar las mismas categorías en cuyo nombre comenzara. Factores cada vez más numerosos fueron arrastrados por el torbellino de los nuevos tabúes, y los artistas sintieron menos alegría por el nuevo reino de libertad que habían conquistado y más deseo de hallar un orden pasajero en el que no podían hallar fundamento suficiente. Y es que la libertad del arte se había conseguido para el individuo pero entraba en contradicción con la perenne falta de libertad de la totalidad. En esta el lugar del arte se ha vuelto incierto. Tras haber sacudido su función cultual y haber desechado a los imitadores tardíos de la misma, la autonomía exigida por el arte se alimentó de la idea de humanidad. Pero esta idea se desmoronó en la medida en que la sociedad se fue haciendo menos humana.Mijail Bajtín – Estética de la creación verbal (pág.1)“Ante todo, la estilística. Todo estilo está indisolublemente vinculado con el enunciado y con las formas típicas de enunciados, es decir, con los géneros discursivos. Todo enunciado, oral o escrito, primario o secundario, en cualquier esfera de la comunicación discursiva, es individual y por lo tanto puede reflejar la individualidad del hablante (o del escritor), es decir puede poseer un estilo individual. Pero no todos los géneros son igualmente susceptibles a semejante reflejo de la individualidad del hablante en el lenguaje del enunciado, es decir, no todos se prestan a absorber un estilo individual. Los más productivos en este sentido son los géneros literarios: en ellos, un estilo individual forma parte del propósito mismo del enunciado, es una de las finalidades principales de éste; sin embargo, también dentro del marco de la literatura los diversos géneros ofrecen diferentes posibilidades para expresar lo individual del lenguaje y varios aspectos de la individualidad. Las condiciones menos favorecedoras para el reflejo de lo individual en el lenguaje existen en aquellos géneros discursivos que requieren formas estandarizadas, por ejemplo, en muchos tipos de documentos oficiales, en las órdenes militares, en las señales verbales, en el trabajo, etc. En tales géneros sólo pueden reflejarse los aspectos más superficiales, casi biológicos, de la individualidad (y ordinariamente, en su realización oral de estos géneros estandarizados). En la gran mayoría de los géneros discursivos (salvo los literarios) un estilo individual no forma parte de la intención del enunciado, no es su finalidad única sino que resulta ser, por decirlo así, un epifenómeno del enunciado, un producto complementario de éste. En diferentes géneros pueden aparecer diferentes estratos y aspectos de la personalidad, un estilo individual puede relacionarse de diferentes maneras con la lengua nacional. El problema mismo de lo nacional y lo individual en la lengua es, en su fundamento, el problema del enunciado (porque tan sólo dentro del enunciado la lengua nacional encuentra su forma individual). La definición misma del estilo en general y de un estilo individual en particular requiere de un estudio más profundo tanto de la naturaleza del enunciado como de la diversidad de los géneros discursivos."

Luego de la lectura de estos párrafos o similares, solicitar a los grupos que re-escriban el trabajo incluyendo las referencias teóricas que se le entregan, de tal forma que los participantes puedan apropiarse de estas lecturas a partir de su propia experiencia en la narración. La inclusión de otros textos en el análisis de la acción narrativa por escrito fortalece la actividad de apropiación de saberes.

Ejercicio 5: ¿Desde qué posición narrar?

Seguir el mismo esquema de tomar las respuestas y fortalecer el conocimiento de la narratividad. Repasar la posición del narrador en las formas ya propuestas en capítulos anterirores.



Objetivo: poner en práctica las diferentes posiciones del narrador en eldiscurso. Para esto, las consignas tendrán que ver con puntos de focalización.

Se le solicita al grupo pensar en conjunto una escena cinematográfica que pueda representarse en clase. Se dividen roles: actores, cámara, dirección. Luego se pide a los participantes escribir la escena de acuerdo al rol que cumplieron en la dramatización. De acuerdo al rol que haya elegido cada participante, el narrador de la escena la habrá focalizado por fuera , dentro de ella o como simple expectador, según sea el caso.

Relatar en forma individual desde la posición de actor, director, etc. la escena.