ESCRITURA

CLASE XXVI. PARA QUE LA NARRATIVA SEA POSIBLE. MARIEL LEIVA

MARIEL LEIVA

Voz narrativa

Para que la narrativa sea posible, es decir para que podamos acceder a los hechos que se nos cuentan, es indispensable la figura del narrador. Así, un narrador es, En principio, la persona verbal a través de la cual se ejerce el acto de contar, pero es mucho más que esto, por sobre todo es la conciencia del relato, a través de la cual pasan los hechos contados.

El narrador cuenta, lo que es decir da cuenta, de su particular modo de ver esos hechos, ya que las cosas no son lo que son de un modo absoluto sino quPensar las formas poéticas de la narración, nos ayuda a encontrar formas de estímulo a la creatividad.e, podríamos afirmar según el cristal según se las mire. Un narrador es un modo de poner el ojo en una escena y encontrar ese narrador es quizás la tarea más interesante en el proceso de escritura.

Porque la voz o estrategia, desde la que se narra los hechos es lo mas importante en un texto . Serán posteriores a esa decisión todas las otras decisiones que tomemos. Quien escribe, como quien mas tarde leerá esa historia, no sabe de antemano lo que hará su personaje, eso es un enigma y ese no saber es una condición de narrar.

Se narra (y también se lee) justamente porque no se sabe, porque se quiere saber.

Ese deseo es lo que se concreta en el proceso de narrar y esa estrategia que narra es la conciencia del relato.

Así el escritor es alguien que intenta trasponer ciertos secretos, alguien que termina por verse en lo que mira. Para el estudio de los diferentes tipos de narradores, se puede hacer uso de la clasificación que realizó el teórico francés de literatura Gérard Genette, que identifica los niveles dentro de una narración. Éste analista clasificó las obras literarias, partiendo del estructuralismo, en tres aspectos: tiempo, modo y voz.

Fue uno de los creadores de la Narratología, que es el estudio de los elementos fundamentales de la narración.

Algunas de las categorías estudiadas por la narratología son:

El narrador, en relación con el cual, a su vez, se habla de "voz narrativa" y de "punto de vista" o "focalización".

Entonces, ¿qué es un narrador? El narrador es un personaje muy importante, y según su posición dentro de la narración, hace que ésta sea diversa; es el encargado de contar o narrar los acontecimientos en una obra literaria.

Muy a menudo se tiene la idea de que el narrador es el mismo escritor.

En realidad, es la voz que cuenta al lector lo que va sucediendo en la narración. Presenta a los personajes y sitúa la acción o secuencia de los acontecimientos en un espacio y en un tiempo determinado.

Es una entidad dentro de la historia, diferente del autor (persona física) que la crea.

Clasificación

Se pueden clasificar los tipos de narrador según criterios muy diversos, por ejemplo de acuerdo a su posición respecto a lo narrado (si se ubican dentro o fuera de la historia) o a su punto de vista.

Según su posición respecto a lo narrado.

Aquí podemos encontrar dos clasificaciones y una alteración de las mismas:

Narrador homodiegético:

Donde homo significa mismo y diégesis historia. Dentro de esta categoría nos referimos al narrador como alguien que la

ha vivido desde fuera, pero que es parte del mundo del relato. Generalmente son narradores en primera persoa.

Narrador heterodiegético:

Hetero significa otro, diégesis historia. Se trata de aquellos narradores que cuentan la historia desde fuera del mundo del relato, generalmente en tercera persona. El caso más común es el del llamado narrador omnisciente, que se desarrolla más abajo.

Subclasificación en el narrador heterodiegético: Se dividen en:

Narrador Omnisciente: aquel que lo sabe todo; como lo que piensan los personajes, lo que sienten, e incluso su pasado. Está en tercera persona, voz narrativa que favorece siempre el objetivismo. También es propio de un narrador omnisciente la distribución de la narración a su antojo, en ocasiones hace una pausa para dirigirse de forma directa al lector.

Narrador de Conocimiento Relativo: Es aquel que relata sólo lo que ve y que no sabe que es lo que piensan los personajes. Es un tipo de narrador poco utilizado por la limitación de recursos en la narrativa fuera del personaje. Está

en tercera persona, y tiene tres formas:

Según el punto de vista

Además de esta clasificación existe el análisis de la focalización del texto narrativo, la que nos dice quién es el que ve o percibe lo que se narra; es decir el modo concreto que asume el narrador para que la audiencia perciba de una determinada forma lo que se narra. La focalización también es llamada perspectiva o punto de vista de la narración.

El narrador de cualquier obra tiene ciertas características y limitaciones que definen cómo el autor puede narrar la historia.Como tal, el narrador ve la historia dependiendo del lugar que ocupe en el mundo que se narra, es decir, según su punto de vista. Según este criterio, los diferentes tipos de narrador pueden clasificarse en tres grandes grupos, según la narración se dé en primera, segunda o tercera persona. Las más comunes son la primera y la tercera; la segunda persona rara vez puede encontrarse en una narración.

Primera persona

En el caso del narrador en primera persona (o también llamado narrador interno), el narrador es un personaje dentro de la historia (homodiegético): actúa, juzga y tiene opiniones sobre los hechos y los personajes que aparecen. En este caso el narrador sólo tiene y aporta información basado en su propia visión de los eventos.

Este narrador es el que más obviamente se diferencia del propio autor: es un personaje en la obra, que tiene necesariamente que cumplir con todas las normas de ser un personaje, incluso cuando esté cumpliendo tareas de narrador. Para que tenga conocimiento de algo, por lo tanto, es necesario que lo experimente con sus propios sentidos, o que algún otro personaje se lo cuente. Puede contar sus propios pensamientos y opiniones, pero no los de los demás personajes, a no ser que éstos se lo cuenten.

El narrador en primera persona puede ser el propio protagonista de la historia (como Gulliver en Los viajes de Gulliver), alguien muy cercano a él y que conoce sus pensamientos y acciones (como el Dr. Watson en Sherlock Holmes) o algún personaje marginal que tenga poco que ver con los hechos que se narran.

En este tipo de narrador se pueden encontrar algunas variaciones:

Narrador-protagonista. (N=P). El narrador-protagonista cuenta su propia historia. El narrador en primera persona (yo) adopta un punto de vista subjetivo que le hace identificarse con el protagonista y le impide interpretar de forma absoluta e imparcial los pensamientos y acciones de los restantes personajes de la narración. Es el tipo de narrador que se utiliza en géneros como el diario o la autobiografía.

El extracto siguiente es un claro ejemplo:

Yukio Mishima, Confesiones de una máscara. Capítulo III "Todos dicen que la vida es un escenario. Pero la mayoría de las personas no llegan, al parecer, a obsesionarse por esta idea, o al menos no tan pronto como yo. Al finalizar mi infancia estaba firmemente convencido que así era, y que debía interpretar mi papel en ese escenario sin revelar jamás mi auténtica manera de ser. Como esa convicción iba acompañada de una tremenda ingenuidad, de una total falta de experiencia, pese a que existía la constante sombra de duda en mi mente que me hacía sospechar que quizá no estuviera en lo cierto, lo indudable es que todos los hombres enfocaban la vida exactamente como si de una interpretación teatral se tratara. Creía con optimismo que tan pronto como la interpretación hubiera terminado bajaría el telón y el público jamás vería al actor sin maquillaje. Mi presunción es que moriría joven era otro factor que colaboraba a mantener esa creencia. Sin embargo, con el paso del tiempo, ese optimismo, o, mejor dicho, ese sueño en vigilia, concluiría en una cruel desilusión"

Narrador Testigo. (N-P). El narrador testigo es un espectador del acontecer, un personaje que asume la función de narrar.Pero no es el protagonista de la historia, sino un personaje secundario. Cuenta la historia en la que participa o interviene desde su punto de vista, como alguien que la ha vivido desde fuera, pero que es parte del mundo del relato. Ejemplo de este narrador son los cuentos de Sherlock Holmes.

Como ejemplo de este tipo de narrador, se reproduce a continuación un extracto de La Aventura del Tres Cuartos Desaparecido, una de las obras de Sir Arthur Conan Doyle: "En Baker Street estábamos bastante acostumbrados a recibir telegramas extraños, pero recuerdo uno en particular que nos llegó una sombría mañana de febrero hace ocho años y que tuvo bastante desconcertado a Sherlock Holmes durante un buen cuarto de hora. Venía dirigido a él y decía lo siguiente:

«Por favor, espéreme. Terrible desgracia. Desaparecido tres cuartos ala derecha. Indispensable mañana.OVERTON.» Sellado en el Strand y despachado a las diez treinta y seis;dijo Colmes releyéndolo una y otra vez;. Evidentemente, el señor Overton se encontraba considerablemente excitado cuando lo envió y, en consecuencia, algo incoherente. En fin, me atrevería a decir que lo tendremos aquí antes de que termine de echarle un vistazo al Times, y entonces nos enteraremos de todo. En tiempos de estancamiento como éstos, hasta el más insignificante problema es bien venido. Era cierto que últimamente no habíamos estado muy activos y yo había aprendido a temer aquellos períodos de inactividad porque sabía por experiencia que la mente de mi amigo era tan anormalmente inquieta que resultabapeligroso dejarle privado de material con el que trabajar. Con los años, yo había conseguido irle apartando poco a poco de aquella afición a las drogas que en un cierto momento había amenazado con poner en jaque su brillante carrera. Ahora me constaba que, en condiciones normales, Holmes ya no tenía necesidad de estímulos artificiales; pero yo sabía que eldemonio no estaba muerto, sino sólo dormido, v había tenido ocasión de comprobar que su sueño era muy ligero y su despertar inminente cuando, en períodos de inacción el rostro ascético de Holmes se contraía y sus ojos hundidos e inescrutables adoptaban una expresión melancólica. Así pues, bendije a este señor Overton, quienquiera que fuese, que con su enigmático mensaje venía a romper la peligrosa calma, que para mi amigo encerraba más peligro que todas las tempestades de su turbulenta vida. Tal como esperábamos, tras el telegrama no tardó en llegar su remitente: la tarjeta del señor Cyril Overton, del Trinity College de Cambridge, anunció la entrada de un mocetón gigantesco, más de cien kilos de hueso y músculo"

Monólogo interior. El monólogo interior (también conocido como stream of consciousness o como flujo de conciencia) es la técnica literaria que trata de reproducir los mecanismos del pensamiento en el texto, tales como la asociación de ideas. Richard Bach es un claro ejemplo de este tipo de narración. En seguida, un extracto de su obra.

"Somos hierros, envueltos en alambres de cobre, y cada vez que queremos magnetizarnos podemos lograrlo. Hacemos fluir nuestro voltaje interior por el alambre y atraemos a quienes deseamos atraer. Al imán no le inquieta la técnica del funcionamiento. Es él mismo, y por su naturaleza atrae algunos elementos y deja otros intactos. Es una ley cósmica. Los semejantes se atraen. Limítate a desplegar tu propia personalidad, serena, transparente y luminosa. Cuando irradiamos lo que somos, preguntándonos a cada instante si lo que hacemos es lo que deseamos hacer y haciéndolo sólo cuando la respuesta es afirmativa, nuestra actitud rechaza automáticamente a quienes nada tienen que aprender de lo que somos y atrae a quienes sí tienen algo que aprender, que son los mismos de quienes nosotros a la vez aprendemos. He aquí una prueba para verificar si tu misión en la tierra ha concluido: Si estás vivo, aún no ha concluido. "

Segunda persona

Es un tipo de narración que se da con relativa escasa frecuencia ya que exige una cierta restricción estilística. Es aquel que se habla a sí mismo. Algunas obras que dan ejemplo de este tipo de narrador son La modificación de Michael Butor, Reivindicación del Conde Don Julián de Juan Goytisolo, Aura de Carlos Fuentes.

A continuación, un extracto de ésta última como ejemplo:

"LEES ESE ANUNCIO: UNA OFERTA DE ESA NATURALEZA no se hace todos los días. Lees y relees el aviso. Parece dirigido a ti, a nadie más. Distraído, dejas que la ceniza del cigarro caiga dentro de la taza de té que has estado bebiendo en este cafetín sucio y barato. Tú releerás. Se solicita historiador joven. Ordenado.

Escrupuloso. Conocedor de la lengua francesa. Conocimiento perfecto, coloquial. Capaz de desempeñar labores de secretario. Juventud, conocimiento del francés, preferible si ha vivido en Francia algún tiempo. Tres mil pesos mensuales, comida y recamara cómoda, asoleada, apropiada estudio. Sólo falta tu nombre.Sólo falta que las letras más negras y llamativas del aviso informen: Felipe Montero. Se solicita Felipe Montero, antiguo becario en la Sorbona, historiador "

Tercera persona

El narrador en tercera persona o narrador externo se encuentra (en la mayoría de los casos) fuera de la historia, por lo que es un narrador heterodiegético. No es exactamente un personaje, sin embargo, tampoco hay que confundirlo con el autor de la obra. El narrador es siempre un ser ficticio, quien no interviene en el mundo narrado, sino solamente lo cuenta. En este caso, las características del narrador heterodiegético en tercera persona, en general, son las siguientes:

No actúa, ni juzga ni opina sobre los hechos que narra.No tiene forma física, ni dentro ni fuera de la historia. Sin embargo, pueden distinguirse tres tipos de narrador en tercera persona, según el conocimiento que tienen del mundo creado por el autor. Como se mencionaba anteriormente, es en la mayoría de los casos en los que el narrador no es un personaje, aunque en lo otra menor parte, el narrador en tercera persona puede serlo, sin interactuar directamente con los personajes de contexto.

La siguiente es una subclasificación de los distintos tipos de narradores en tercera persona.

Narrador omnisciente :

Es un narrador que conoce todo respecto al mundo de la historia. Puede influir en el lector. Este narrador trata de ser objetivo. Las características principales del narrador omnisciente son que: o Expone y comenta las actuaciones de los personajes y los acontecimientos que se van desarrollando en la narración o se interna en los personajes y les cuenta a los lectores los pensamientos más íntimos que cruzan por sus mentes; o domina la totalidad de la narración, parece saber lo que va a ocurrir en el futuro y lo que ocurrió en el pasado; o utiliza la tercera persona del singular. Como ejemplo, un fragmento de El Señor de los Anillos: las dos torres de J.R.R. Tolkien.

"No hemos llegado demasiado pronto —dijo Aragorn, mirando los portales. Los golpes de los arietes habían sacado de quicio los grandes goznes y habían doblado las trancas de hierro; muchos maderos estaban rotos. Sin embargo, no podemos quedarnos aquí de este lado de los muros, para defenderlos ;dijo

Éomer; ¡Mira! "";señaló hacia la Explanada. Una apretada turba de orcos y hombres volvía a congregarse más allá del río. Ya las flechas zumbaban y rebotaban en las piedras de alrededor " ¡Vamos! Tenemos que volver y amontonar piedras y vigas y bloquear las puertas por dentro. ¡Vamos ya!" Dieron media vuelta y echaron a correr. En ese momento, unos diez o doce orcos que habían permanecido inmóviles y como muertos entre los cadáveres" Marchando hacia la Praxis

Todas estas historias y clasificaciones de voces propias y ajenas resultan inútiles sino las transitamos rutas prácticas reales.

Proponemos para los inicios, el Verbo:

Narrador OMNISCIENTE.

Sí, el bíblico, el sagrado, el dios, que todo lo ve, que todo lo sabe, que todo lo siente;anclaje de cuentos maravillosos, periplos, arquetípicos; letras ondeantes, circulares, sin fin; con efecto encantatorio, de ir lejos a buscar lo que está cerca...

"Escribo cuando quiero saber de mí", dice SAER.

"Escribo para buscarme intentando encontrarme allá.Tan lejos, DISTANTE .En las comarcas del pretérito imperfecto del Indicativo.Las acciones son durativas, eternas, inacabadas,iterativas-repetidas y prolongadas en el tiempo-se sociabilizan y pertenecen a tantos- Se nos dice que algo está sucediendo en el pasado.

Jamás sabemos cómo comenzó ni cuándo terminó la acción.La temporalidad es difusa y lejana. Además podemos pensar que eso que se cuenta, sucedió ya muchas veces, tantas que todo el mundo lo sabe.

Quien intente contar cuentos al estilo de lo maravilloso para transmitir el illo tempori, deberá seguramente utilizar este tiempo verbal tan rico.

Si se usara otro tiempo verbal dentro de este mismo Modo, sería posiblemente el pretérito perfecto simple. La acción del pasado se recortaría completa, acabada y precisa en el tiempo.No iterativa. Sucedida por aquella única vez, a esos personajes y probablemente más cercana a lo arquetípica. Escribir para recuperar la palabra -Universo de significados- y el recuerdo perdido.

Ser , la que era, la que; la que soy;

Regresemos al origen.

Durante muchos siglos el hombre conoció sólo un modo ficcional de contar: el narrador omnisciente.

Un narrador seguro, candoroso y confiado, que relata un mundo seguro, candoroso y confiable donde el hombre sabe que mira y entiende que todos los que miran, ven lo que él ve.

En la Edad Media comienza quebrarse la mirada homogénea para dejar entrar lo divergente y lo diferente.

Sin embargo, la fractura definitiva de un modo único de mirar y de contar es una consecuencia de la revolución copernicana, una estocada a la autoestima: saber que la que la tierra no es el centro del universo fue comprender que nuestra mirada sobre las cosas, no es ni única, ni excluyente.

Ésa es la herida que llevamos al narrar: el centro de atención se vuelve cada vez más humano , es decir más relativo e inseguro y se aprende a soportar que lo que uno ve cuando mira no es lo mismo, que lo que otros ven.

TEXTOS EJES:

NARRADOR OMNISCIENTE

* La mujer habitada- Gioconda Belli - Seix Barral * El cuento de Navidad de Auggie Wre n- Paul Auster

"¿Qué es entonces el YO?; ¿QUÉ PODRÍA SER?

Una constelación cuyo lugar, cuyos caminos nunca se establecen del todo y cuyo núcleo nunca se reconoce en su composición.Miríadas de partículas que constituyen el yo y al mismo tiempo parece como si el yo fuera nada."

Ingeborgr Bachmann-Problemas de Literatura Contemporánea.

¿Quién habla?

Murmullos, susurros, gorgojeos;Y los guiones, nombres, capítulos;brújulas, mapas, signos???

Voces únicas, corales, polifónicas; entrecruces, grietas, fisuras;Y el pozo detrás del espejo de Alicia en el Aleph;de la ruina circular con los axolotl..

¿Quién habla?

Autor,lector,narrador, yo, todos, nadie.

La conciencia acerca de la figura del narrador se acrecienta notablemente en torno a Freud y al descubrimiento del inconsciente, sin lo cual no podrían explicarse ni Joyce, ni Herman Broch, ni Kafka, ni Faulkner;Desde ese momento narrador/punto de vista ya no cesarán de complejizarse.

La tradición oral y en ella los relatos de carácter sagrado, implica la existencia de un narrador, cuya autoridad no sea puesta en duda.

El narrador trabaja a partir de la tradición y en tanto ella en general, como específicamente en relatos sagrados- donde elnarrador fue inspirado por dios quien le insuflo el conocimiento- siempre es depositario de toda la verdad y tiene la última palabra sobre la historia.

Funciona como un gran ojo, que asiste al despliegue de unos personajes como quien mirara un teatro de sombras.

Todo lo anteriormente mencionado puede aplicarse intensamente en la novela: La mujer habitada.

Considero además, que se han explicitado ampliamente conceptos con los que se pueden experimentar numerosos análisis de producción textual, en cuánto a la voz narrativa. Se presencia la existencia de dos voces narrativas omniscientes confluyentes en el tejido del discurso.

+primera persona-Itzá, diosa guerrera indígena, mutada en árbol de naranjas-orígenes,mito

+tercera persona-Lavinia- actualidad

Narrador primigenio del illo tempori, nos lleva siempre a hechos sucedidos- o como si sucedieran- en el tiempo del MITO o en los comienzos de la HISTORIA, tan en los comienzos que los hechos son imprecisables en el tiempo e indefinidos en el espacio, lo que resulta de gran eficacia para el relato épico y para el desarrollo de lo heroico, así como es parte constitutiva del género maravilloso, incluso de lo que hemos dado en llamar REALISMO MÁGICO.

Decidir un punto de vista frente a lo narrado no sólo significa instalar el lugar del yo.

Señala el lugar que se pretende que ocupe el tú, para observar los sucesos narrados.

Un narrador omnisciente se acompaña generalmente por verbos en un pretérito imperfecto del modo Indicativo.

Ellos le otorgan matices de durabilidad en el pasado, efectos imprecisos de tiempos lejanos, nublados, iterativos, redundantes.

Tiempos cruzados por el Bien y el Mal, el asombro, la magia.

Se trata de un narrador buscador de un tú saturado de fe, esperanzado, utópico con casi tanta fe como la de los hombres originarios, desnudos, sentados en hogueras del fuego, bebiendo las primeras historias.

Al referirnos al sujeto de la enunciación aludimos a la presencia de esa estructura dialógica que sostiene todo discurso y que podría parafrasearse mediante la cláusula "Yo te digo que;, la cual puede anteponerse a cualquier enunciado"; Marisa Filinich.

Este- Yo te digo que- puede alcanzar rutas inesperadas y encabalgamientos que mediatizan, dotando de mayor significación y riqueza en sucesivas pieles de cebolla, lo narrado.

Tomemos un ejemplo estar, tal como sucede en:

El cuento de Navidad de Auggie Wrenn, del escritor, PAUL AUSTER

El cuento comienza: Este cuento me lo contó Auggie Wren.

Es decir comienza citando a un narrador, del cual el narrador que conocemos se nos ofrece como un mero intermediario.

Voy a contar un cuento que me contó Auggie Wren.

En términos de Filinich: -Yo digo que- este cuento me lo contó Auggie Wren.

Pero enseguida el narrador extrae otra piel:

Como Auggie no queda muy bien, o por lo menos no tan bien como el quisiera, me pidió que no usara su nombre verdadero. Más allá de eso, todo el asunto de la billetera extraviada y la mujer ciega y la cena de navidad es tal cual él me lo contó.

Es decir:-YO digo que- este cuento me lo contó una persona-si es que alguien en verdad me contó esto, si es que no se trata de un invento mío, porque yo me dedico justamente a inventar historias - Cuyo nombre no quiero decirles, pero aunque les estoy mintiendo en este punto, en todo lo demás les diré la verdad.

En la mitad exacta del texto, nuestro narrador omnisciente, rasga otra capa y se revela como un alter ego del autor- viveen Nueva York, se llama Paul ,lo llaman del New York Times, le encargan un cuento de navidad. Y es entonces cuando lo habíamos olvidado, que reaparece Auggie diciendo:

-Un cuento de Navidad?... Eso es todo? Si me invitas a almorzar, te contaré el mejor cuento de Navidad que jamás hayas escuchado, y te garantizo que cada palabra es cierta- y se lanzó a contarme la historia.

El texto continua en primera persona con su prometido desarrollo, el cuento de Navidad de A.

La historia de un ratero patético, que olvida su billetera en el negocio de Auggie, y del propio Auggie quien un día de Navidad decide hacer una buena obra y devolverle al ladrón su billetera.

Pero no lo encuentra y sí a su abuela quien finge creer, que su nieto ha regresado a visitarla. Era como un juego que los dos habíamos decidido jugar, sin tener que discutir las reglas.Quiero decir que aquella mujersabía que yo no era su nieto. También el visitante finge ser el nieto, le narra sus mentiras (mentiras que le dan cierta felicidad, como en los cuentos) que ella juega creer (más o menos como nosotros cuando leemos),le conté cien cuentos chinos, y ella hizo como que se los creía todos-

Finalmente en el baño de la abuela del ladrón, el falso Auggie encuentra una cámara de fotos, la roba y con ese gesto empieza su pasión por la fotografía.

"Le mentí y después le robé"

Se evidencian en estas dos prácticas dos saberes centrales en la construcción de la literatura.

SABER MENTIR

SABER ROBAR

Robo y mentira, apropiación y ficción transitan el texto de Auster.

El narrador evidenciado como Paul se apropia se la experiencia y del relato que cuenta Auggie para escribir el cuento que le han encargado.

Auggie se apropia de la cámara que ha robado un ladrón para llevar a la práctica su pasión por las fotos.

Miente el narrador acerca de la identidad de quien cuenta la historia.

Miente -aunque jure decir la verdad – quien narra.

Le miente Auggie a la abuela haciéndole creer que es su nieto.

Miente ella haciendo que cree, mientras el narrador Paul y el narrador inserto Auggie juran -como se jura en los cuentos que nada es cuento, que todo es la pura verdad.

Todo el asunto es tal cual él me lo contó, dice el narrador llamado Paul.

Te garantizo que cada palabra es cierta, dice el narrador llamado Auggie

Le mentí y después le robé, dice Auggie. Todo por el arte ¿EH Paul?;repentinamente se me ocurrió que se había inventado toda la historia.- Paul

Mientras haya una persona que se la crea, no hay ninguna historia que no pueda ser verdad.- Eres un as, Auggie; dije.

La fabulación es una estrategia del inconsciente.

El antiguo artilugio, artificio de inventar ,fantasear ,ser otros, contarnos historias, ordena, afirma, crea, potencia, identifica, extravía, descubre, revela, alumbra, orienta, confunde, distancia, desvela.