Tiempo nublado

 

Hace tiempo que no visito mi página, creo que esto que aquí encuentro me ayuda a saber que ése que se expresa, es ése que camina, que ve, piensa y también ama...a veces cual niño frente a una niña nueva en la cuadra...se expresa... a veces con una feroz mirada sobre un mundo que no deja de desangrarse y que sin remedio para esto no hace más que mirar para el otro lado... 

Se convive con esto a diario, se padecen escarnios y miserias a la primera hora del día, se resienten todos los andamios porque el peso de la carga debilita afectando la tolerancia del material y éste se fatiga

 

...sin embargo creo haber encontrado en el cielo nublado algo que en mis manos no tenía. Esa estela me recorre día a día y a pesar de que me interrumpen el gozo del rapto, ella no puede serlo jamás, ella estará en otro o en otra por más que quieran las odiosas tentaciones del yo de una mujer o no, desesperada por despojar al otro de su talento, de su mirada, de su pensar que por desatino se me cruzaron como viejas furiosas que salen a la cuadra a dar vueltas por un rato en las veredas sin sol, húmedas y frías en la tarde como en la espesura de su mente que, oblicuas caen en la tierra baldía donde sólo se oyen el quejido de la hambruna en América Latina en la India y en Ceylan. 

Otros corren detrás de un puñado de esperanzas de conquista y de poder que una suma en digital da por las calles de Vancuber.
 Las noticias hablan de que en las costas del Rhin encontraron el cuerpo de una joven yaciente... dicen que perteneciente a la última peste de la edad media, según noticias de la radio en Sidney ...en Buenos Aires se dijo que se trataría de una joven muerta por efecto de las drogas que ingirió después de haber pasado años de su vida excluida del sistema, sin haber vivido más que de la ayuda de la gente
del vecindario...
 

Para algunos la tarde es igual a otra tarde ...para mí, la tarde, la noche y el día son más nuevos cada vez a pesar de las rutinas.
 
El instante se transforma cada vez que camino que respiro o que me siento. El ritmo de las estaciones, lo frío y lo húmedo, lo seco y lo mojado, la cualidad de esos elementos me fijan impresiones en mi memoria ...

¿qué eternidad puede ser medida...? si el tiempo es un concepto que sólo existe en el cálculo y no en la dimensión del espacio, donde un prisma es siempre un prisma, que puede cambiar su cualidad, como la tierra puede ser seca y el aire húmedo y devenir octaedro, icosaedro dodecaedro... cuando sólo se penetra en la génesis de la vida, allí se recobra el tiempo que se entiende como eterno. Eterno, es decir, sin comienzo ni fin, calculable en el vaivén del péndulo.
 
Sólo el espacio que lo recorre entre el primer impulso y el último arribo, ese tiempo es eterno si me elevo en él y dejo detrás de mí la potencia de mi yo pequeño que sólo busca dominar la vida, la
 tierra, el aire, las cosas, y simplemente vivir el ritmo de la Vida ...y no sumergirme en la inercia que no es vida, sino cálculo, ritmo pasajero de un infinito que día a día se consume a sí mismo llegando a su fin, y con él la vida que pulsa, que mueve el universo y lo sostiene. 
Es suficiente elevarse con el impulso del péndulo oír su pulso, oponer la voluntad de la potencia de ese deseo irrefrenable, abrasivo que funde el metal. Fusiles calientes corroen toda voluntad de conciencia limpia y plena.

 

Septiembre 2012